sun image
INTRODUCCIÓN A HISPANOAMÉRICA:
Breve repaso y tutorial para estudiantes de español
 (nivel intermedio)
   


LOS QUE ESTUVIERON -- CIVILIZACIONES INDÍGENAS
   
LISTA DE LECTURAS
(Pulsa sobre los títulos en rojo para ir a la sección indicada.)
rb
Introducción
rb
El Caribe
rb
México
Los olmecas
Mapa del Imperio Azteca
13 agosto de 1521: rendición de México-Tenochtitlán
"Canto de angustia de la Conquista"

rb  
Centroamérica
"Historia de los Mayas - Situación geográfica"
"El eclipse"
rb
Venezuela y Colombia
rb  
Los Andes
"La historia de los Incas"
"Anocheció a la mitad del día" (Leyenda de Saraguro, Ecuador)
Guaman Poma - El primer Nueva corónica y buen gobierno 
--Sigue el enlace para ver el proyecto digital de esta crónica de uno de
 los primeros historiadores mestizos.  Examina algunos de los dibujos.

rb  
Argentina
"Poblaciones indígenas de la Argentina"
"Los indios" -- Atahualpa Yupanqui (Argentina)
rb  
Chile
"Pueblos indígenas"
"Oda a la papa" de Pablo Neruda
rb  
Paraguay  y Uruguay
"Breve historia del guaraní"
"Los dueños de la tierra" -- Luis Verón
"Indígenas del territorio uruguayo"


Cuando hayas terminado todas las lecturas pulsa aquí para ir a los ejercicios de repaso.  No te olvides de leer todo incluyendo los textos de los enlaces.


 
Introducción--Civilizaciones indígenas de Hispanoamérica 

Los primeros habitantes, procedentes del noreste asiático (Mongolia y Siberia) llegaron al territorio americano a través del Estrecho de Bering hace 14,000 años o más según la teoría más aceptada por los antropólogos.   Otros habrán venido del este de la región de Groenlandia.  Estos primeros pobladores se fueron extendiendo hacia el este y hacia al sur hasta llegar a los extremos de América del Sur.migraciones

También existen teorías acerca de migraciones marítimas procedentes desde Australia o las islas malayo-polinesias.  Los viajeros de estas tierras cruzaron el Océano Pacífico y llegaron a las islas y las costas cerca de Chile como Rapa Nui o la Isla de Pascua.

Al comienzo de la época de conquista  y colonización de Europa más de 350,000 personas vivían en este territorio hasta entonces desconocido por los europeos.  En muchos casos se trataba de una población sedentaria que había construido grandes urbanizaciones y que había logrado mantener a sus ciudadanos por medio de cultivos de maíz, patatas y otros vegetales y legumbres. Las civilizaciones amerindias poseían un altro grado de conocimiento de la agricultura, las matemáticas y las ciencias.  Se destacan particularmente los calendarios y observatorios astronómicos encontrados en las expediciones arqueológicas.

La fácil conquista de estos miles de habitantes se ha atribuido a la inestabilidad social que parecía manifestarse en varios lugares -- o debido a guerras internas o guerras entre distintos pueblos.  También las enfermedades de origen europeo y el trabajo forzado contribuyeron a la rápida disminución de la población indígena, especialmente en la zona del Caribe.

La primera descripción de los habitantes de las Américas, los así llamados "indios", aparece en la carta de Colón a los Reyes Católicos. Aquí se puede ver por un lado una actitud de admiración por la artesanía de los indígenas, su carácter bondadoso y por otro lado una actitud paternal y superior que reconoce que los indios carecen de una verdadera civilización porque no pueden comunicarse adecuadamente y no han aceptado la verdadera fé.  

Las lecturas que siguen presentan textos relacionados con las civilizaciones  precolombinas -- ensayos, poemas, cuentos -- que llevarán a una mejor comprensión de esta temática omnipresente en los estudios hispanoamericanos, el conflicto entre los que estuvieron y los que llegaron.

El Caribe
bohio
La República Dominicana se enorgullece de ser el primer lugar donde Colón pisó tierra en el nuevo mundo.  Su población constaba de varios pueblos probablemente relacionados -- los taínos, los arawacos y otros grupos menores incluyendo los ciboneyes y los cibayos.
Bohío, vivienda típica
Los indios del caribe nunca llegaron al grado de civilización que se ven en las ciudades construidas por los mayas, los aztecas y los incas.  Sin embargo los españoles aprendieron mucho acerca de la flora y fauna del Caribe, la meteorología de esta región y costumbres y herramientas que utilizaban los indios.  Estos conocimientos quedaron grabados para siempre en la lengua española.  Estas palabras de origen taíno son representativas:  barbacoa, bohío, cacique, caoba, coco, huracán, hamaca, tiburón.  

Los primeros pacíficos encuentros con el tiempo disiparon y en su lugar surgieron las primeras sublevaciones de las poblaciones indígenas.  En el caso de Quisqueya (nombre antiguo de la República Dominicana) se reconoce el martirio de la reina Anacaona.  En Puerto Rico también sobrevive la influencia indígena en el nombre de Borinquen que quiere decir 'tierra del altivo señor.'

En cuanto a los indios que dieron su nombre a esta región, los caribes han dado origen a una palabra curiosa en español, caníbal.  Los españoles creían que estos indios comían carne humana.  El Diccionario de la Real Academia Española explica así el significado y origen de la palabra caníbal.
 
caníbal.

(De caríbal).

1. adj. antropófago. U. t. c. s.

2. adj. Se dice de los salvajes de las Antillas, que eran tenidos por antropófagos. U. t. c. s.

3. adj. Dicho de un hombre: Cruel y feroz. U. t. c. s.

4. adj. Zool. Dicho de un animal: Que come carne de otros de su misma especie.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Para leer más acerca de las primeras impresiones de Colón de estos feroces indios caribes pulsa aquí.


Volver a la lista de lecturas

Canto de angustia de la Conquista: 
la visión de los vencidos (México)
aztec

Este poema, traducido del náhuatl, refleja la perspectiva indígena de la  invasión de México por los españoles.  Describe la destrucción de ciudades, la matanza de pueblos enteros y la pérdida de control sobre su propio destino del pueblo nahua. 
Icnocuícatl* 6 
(*poema triste, lamento)
Y todo esto pasó con nosotros. 
Nosotros lo vimos, 
nosotros lo admiramos. 
Con esta lamentosa y triste suerte 
nos vimos angustiados. 

En los caminos yacen dardos rotos, 
los cabellos están esparcidos. 
Destechadas están las casas, 
enrojecidos tienen sus muros. 

Gusanos pululan por calles y plazas, 
y en las paredes están salpicados los sesos. 
Rojas están las aguas, están como teñidas 
y cuando las bebimos, 
es como si bebiéramos agua de salitre. 

Golpeábamos, en tanto, los muros de adobe, 
y era nuestra herencia una red de agujeros. 
Con los escudos fue su resguardo, 
pero ni con escudos puede ser sostenida su soledad. 

 --Versión de Miguel León Portilla del manuscrito 
Anales de Tlatelolco, folio 33


"El eclipse" de Augusto Monterroso (Guatemala)
eclipse
Este breve cuento del guatemalteco Augusto Monterroso retrata, no sin toques de ironía, el sentido de superioridad -- a veces equivocada -- de los europeos.  Los pueblos autóctonos de América habían logrado muchos conocimientos científicos, sobre todo en el campo de astronomía.
Cuando fray Bartolomé Arrazola se sintió perdido aceptó que ya nada podría salvarlo. La selva poderosa de Guatemala lo había apresado, implacable y definitiva. Ante su ignorancia topográfica se sentó con tranquilidad a esperar la muerte. Quiso morir allí, sin ninguna esperanza, aislado, con el pensamiento fijo en la España distante, particularmente en el convento de los Abrojos, donde Carlos Quinto condescendiera una vez a bajar de su eminencia para decirle que confiaba en el celo religioso de su labor redentora.

Al despertar se encontró rodeado por un grupo de indígenas de rostro impasible que se disponían a sacrificarlo ante un altar, un altar que a Bartolomé le pareció como el lecho en que descansaría, al fin, de sus temores, de su destino, de sí mismo.

Tres años en el país le habían conferido un mediano dominio de las lenguas nativas. Intentó algo. Dijo algunas palabras que fueron comprendidas.

Entonces floreció en él una idea que tuvo por digna de su talento y de su cultura universal y de su arduo conocimiento de Aristóteles. Recordó que para ese día se esperaba un eclipse total de sol. Y dispuso, en lo más íntimo, valerse de aquel conocimiento para engañar a sus opresores y salvar la vida.

-- Si me matáis --les dijo-- puedo hacer que el sol se oscurezca en su altura.

Los indígenas lo miraron fijamente y Bartolomé sorprendió la incredulidad en sus ojos. Vio que se produjo un pequeño consejo, y esperó confiado, no sin cierto desdén.

Dos horas después el corazón de fray Bartolomé Arrazola chorreaba su sangre vehemente sobre la piedra de los sacrificios (brillante bajo la opaca luz de un sol eclipsado), mientras uno de los indígenas recitaba sin ninguna inflexión de voz, sin prisa, una por una, las infinitas fechas en que se producirían eclipses solares y lunares, que los astrónomos de la comunidad maya habían previsto y anotado en sus códices sin la valiosa ayuda de Aristóteles.

 
--Augusto Monterroso, Obras completas (y otros cuentos)

Venezuela y Colombia -- territorios de transición
 
el dorado
Para festejar al nuevo cacique éste se cubría de polvo de oro.  Así nació el mito de "El Dorado."

Venezuela era el territorio de los feroces y temidos caribes.  Sin embargo, los caribes eran solamente uno de muchos grupos indígenas que vivían en Venezuela cuando llegaron los españoles.  El antropólogo Miguel Acosta Saignes identifica a estos grupos indígenas:  recolectores occidentales; pescadores del lago; caribes occidentales; timotes (zona andina); arawacos occidentales; ayamanes y jirajaras; caribes de la costa; recolectores, cazadores y pescadores; área mixta de Guayana; otomacos.   
Como se ve estos grupos de indígenas se concentraban en las distintas zonas geográficas que forman divisiones naturales en Venezuela:  la costa, la región andina (noroeste), los llanos (centro) y la región tropical que tiene fronteras en común con Brasil y Guayana, el Macizo de las Guayanas.  Los indios de la costa y los llanos al igual que los del área de las Guayanas eran recolectores, cazadores y pescadores.  Los andinos, sin embargo, habían desarrollado la agricultura y cultivaban la papa, el maíz y la yuca.  Estos alimentos fueron adaptados rápidamente por los españoles.  

La penetración de la densa e inhóspita selva del sureste de Venezuela se debe en buena parte a la leyenda de "El Dorado," el cacique indígena que supuestamente se bañaba cubierto de polvo de oro.  Aunque Venezuela no produjera el oro con que soñaban los españoles, los primeros explorados se llevaron productos agrícolas que, sí, servirían a enriquecerse, entre otros el tabaco, el cacao y la papa.  En el país vecino, Colombia, los pueblos del altiplano (los chibchas) eran una población sedentaria, hábil en la agricultura y la orfebrería (el arte de crear cosas de metales).  Para hacer una visita virtual al Museo de Oro de Colombia y ver algunos ejemplos de la creación artística de los pueblos precolombinos pulsa aquí.  

Colombia ofrece una situación igualmente compleja en cuanto a la diversidad de sus poblaciones indígenas.  Para ver un mapa con enlaces a información descriptiva para cada uno de los grupos indígenas de Colombia hoy en día, pulsa aquí.  


Anocheció a la mitad del día :  leyenda saraguro (Ecuador)
solareclipse Las semejanzas entre esta leyenda andina y las que se asocian con la conquista de México son notables.  La llegada de las legiones de españoles aparece metafóricamente como una catástrofe de la naturelaza, una fuerza devastadora e implacable.
. . . Viracocha Pachaya-Chachic, después de sacar el corazón de la vicuña nacida la noche anterior y leer el augurio ante el ara del Intip, cubierto de flores amarillas, lo proclama ante el Inca:  "vendrán desde el mar unos monstruos pálidos y barbudos, con figura de hombres, vestidos de hierro que se desmontan en partes y que vomitan fuego por unos tubos largos, fuego como el rayo del cierlo que al que toca. mata." 

Después de la lectura del augurio, empezaron a llegar las noticas, los curacas y los apus del Tahuan-Tin-Suyo -- las cuatro partes del mundo -- por medio de los chasquis portadores del fuego entre colinas -- hacían llegar las tristes nuevas confirmadoras del augurio ... Y el Inca, el gran Huayna-Capac, lloró.
Y como testamento, dividió el imperio entre sus dos hijos: Huáscar ... y Atahualpa.

Llegaron los hombres pálidos y barbudos para cumplir el augurio.  Y estando el Hijo del Sol en Cajamarca, fue sorprendido por los aventureros audaces, venidos de España.  Hicieron una barrida trágica y sangrienta.  Apresaron al Inca.  Y le prometieron libertarlo cuando lleve de oro y piedras preciosas la enorme habitación en que lo encarcelaron.

Aceptó el rey vencido y ordenó a sus súbditos que pidieran el oro para complacer a los que lo traicionaron, fingiéndole amistad. Los chasquis, de cerro en cerro por medio de antorchas cuyo lenguaje solo ellos entendían, pidieron a todos los moradores del imperio del Tahuantinsuyo, que trajeran todo lo que pudieran de oro y de riquezas.  Pronto estuvo cumplida la orden.  Y de la altura de un hombre con los brazos extendidos, se llenó el aposento.  El Inca, en español aprendido a sus carceleros, les dijo que el "pacto del rescate," estaba cumplido por él.  Pero los conquistadores traicionaron una vez más y, aconsejados por el fraile Valverde, lo asesinaron mediante el infame suplicio del garrote.
Una mujer indígena de la parcialidad de los zarzas a mil kilómetros del lugar del suplicio de Atahualpa gritó, entre lloros, en medio de la Plaza de Saraguro:

¡Chapi punchapi tutayarca!
¡Anocheció a la mitad del día!

mujerdeluto

Desde entonces, a más de cuatrocientos años de la muerte del último de los Incas, los indígenas de Saraguro, Paquishapa, Tenta, Manu, hasta la propia ciudad de Loja, se visten rigurosamente de negro ... Y se dice que es por guardar luto por la muerte del Inca...

Poblaciones indígenas de la Argentina
pampas En el vasto territorio argentino vivían dos grupos indígenas -- al sur, los patagónicos y al norte, los andinos.   Entre los patagónicos se clasifican los indios tehuelches,  rampas, matacos y guaycurúes. Algunos de estos grupos tenían comunidades estables basadas en la agricultura.  Otros eran cazadores y recolectores nómadas.  Los indios patagónicos vivían en su mayor en el sur de la Argentina en la actual Patagonia.  El nombre "patagón" que los españoles dieron a estos indígenas, según una anécdota muy difundida en la historia, se debe a la primera impresión de Hernando de Magallanes quien llegó al extremo sur de la Argentina en el año 1520. Para protegerse del frío los indígenas se hacían grandes botas de piel de guanaco que llenaban con paja; esto daba la impresión de que tenían pies muy grandes y quedó para siempre el nombre patagón.  

Los indígenas de la región andina son los rehuelches, huerpes, diaguitas, capayanes, omahuacas y patamas.  Como los otros habitantes de la región andina tenían conocimientos muy avanzados de la agricultura, la construcción de terraza y el riego articial.  También criaban animales como la llama que les servían para comerciar con otros grupos indígenas.

Las poblaciones indígenas en la Argentina han disminuido mucho con relación a la población en general.  Esto se debe al mestizaje, las campañas de exterminio (siglos 18 y 19), la inmigración considerable de Europa, especialmente en los centros urbanos.  Se ha hablado mucho de la marginación del indios a través de la historia.  Sin embargo muchas de sus costumbres, además de rasgos de sus lenguas, sobrevivieron entre los otros marginados de la sociedad argentina, los gauchos.

"Los indios" de Atahualpa Yupanqui (Argentina)
América es un largo camino de los indios. 
Ellos son estas cumbres y aquel valle 
y esos montes callados perdidos en la niebla 
y aquel maizal dorado. 
Y el hueco entre las piedras, y la piedra desierta. 

Desde todos los sitios nos están contemplando los indios. 
Desde todas las altas cumbres nos vigilan. 
Ha engordado la tierra con la carne del indio. 
Su sombra es sentinela de la noche de América. 
Los cóndores conocen conocen el silencio del indio.
Y su grito quebrado duerme allá en los abismos. 

Dondequiera que vamos está presente el indio. 
Lo respiramos.  Lo presentimos andando sus comarcas. 
Quechua, aymara, tehuelche, guarán o mocoví. 
Chiriguano o charrúa, chibcha, mataco o pampa. 
Ranquel, arauco, patagón, diaguita o calchaquí. 
Omahuaca, atacama, tonocotés o toba. 

Desde todos los sitios nos están contemplando los indios. 
Porque América es eso : un largo camino 
de indianidad sagrada. 
Entre la gran llanura, la selva y la piedra alta. 
Y bajo la eternidad de las constelaciones. 
Sí.  América es el largo camino de los indios. 
Y desde todos los sitios nos están contemplando. 

-- Atahualpa Yupanqui (Argentina, 1908-1992)

Para leer más acerca de Atahualpa Yupanqui pulsa aquí:


Chile -- pueblos indígenas
araucana Chile como la Argentina era extensión del imperio incaico en sus territorios norteños mientras en el centro y al sur habitaban otros pueblos, entre ellos los mapuches "gentes de la tierra" (o araucanos como los españoles los llamaban).  La resistencia de la mapuches encabezados por Lautaro es el tema de un largo poema époco escrito por don Alonso Ercilla y Zúñiga, La Araucana.
Como los pueblos andinos, los mapuches también sabían cultivar la tierra, tarea difícil en el clima desértico de Chile.  En las zonas de bosque, los mapuches quemaban árboles para preparar la tierra para la agricultura.  Establecían comunidades y construían viviendas de madera. Además criaban llamas y sabían aprovechar la lana para hacer mantas y vestimentas.  El cacique de cada aldea era el lonko y entre las aldeas se constituía una unidad mayor que gobernaba un toqui o jefe supremo.  La cultura mapuche se mantuvo en buena parte del centro y sur de Chile por su aislamiento geográfico.  La marginación de los mapuches también se debe a otros factores.  Chile como Argentina y Uruguay ha tenido mucha inmigración europea, no sólo de España sino también de Alemania, el Reino Unido, Francia e Italia.  Por consiguiente el porcentaje de población de origen indígena se ha ido disminuyendo.  

Oda a la papa 
papas El poema "Oda a la papa" del premiado poeta chileno, Pablo Neruda, ganador del premio Nóbel de Literatura en 1971, refleja sentimientos de orgullo en los orígenes precolombinos del pueblo chileno.  
Papa te llamas 
papa 
y no patata, 
no naciste con barba, 
no eres castellana: 
eres oscura 
como 
nuestra piel, 
somos indios.
Profunda 
y suave eres, 
pulpa pura, purísima 
rosa blanca 
enterrada, 
floreces allá adentro 
en la tierra 
en tu lluviosa 
tierra 
originaria, 
en las islas mojadas 
de Chile tempestuoso, 
en Chiloé marino, 
en medio de la esmeralda que abre 
su luz verde 
sobre el austral océano. 
--Pablo Neruda. Nuevas odas elementales

Hay tres ejercicios de repaso para esta sección.  Completa cada uno para ver lo que aprendiste.
Los pueblos indígenas de América -- ¿quiénes eran y dónde vivían?
Nombres nuevos para cosas nuevas: Palabras españolas de origen taíno
Historia de los pueblos indígenas:  Nombres, pueblos y países


Volver  a la página principal


FIN DE ESTA SECCIÓN